BASÍLICA de la NATIVIDAD de la SANTÍSIMA VIRGEN
Esperanza - Santa Fe
San Expedito

 

En la Basílica de la Natividad será expuesta la imagen de San Expedito a la pública veneración todos los 19 de cada mes durante todo el día. 

 San Expedito (hoy: el día de la salvación) 

La Iglesia acepta su culto por la antigüedad que tiene, pero nunca ha extendido una confirmación de culto, salvo la general de 1900: «si tiene más de 100 años de culto, puede seguir venerándose». Eso no quiere decir que su "vida" sea reconocida por la Iglesia, sino simplemente que no hay en su culto nada reprobable. 

De Expedito lo único cierto que se sabe es que fue un mártir de Melitine, el siglo III. El nombre aparece en los viejos martirologios, y no solo una vez, sino hasta dos. El 18 y el 19 de abril (esta última fecha es la escogida para la celebración a Expedito). 

Aparte de cultos locales y reducidos a partir del siglo XVI, cuando era considerado patrono de comerciantes, se puede decir que empezó a venerársele continuamente y en ascenso en Italia, en el siglo XVIII, como patrono de marineros y con razón del nombre “expeditus”, o sea: “rápido”, como patrono de cosas urgentes y desesperadas y eso, precisamente, es lo que le hizo tan popular sobre todo en el siglo XIX en el resto de Europa y América. A principios de siglo XX el culto se consolidó y hoy, en un mundo que vive apresurado sigue más vigente todavía. 

Recién en el siglo XIX aparece la leyenda de que perteneció a las legiones romanas y que, queriendo convertirse al cristianismo era tentado por el demonio que le sugería que pospusiera dicho cambio de vida para el día siguiente. Hasta que la gracia venció esta lucha en su corazón y comprendió que “hoy” debía convertirse o no lo haría nunca. La representación gráfica de esto es la imagen del santo sosteniendo una cruz con la inscripción “Hodie” (hoy, en latín) y pisando a un cuervo que dice “Cras” (mañana, en latín). Esto último se debe a la tradición popular latina según la cual el grito del cuervo suena: “cras, cras”. Otra curiosidad: originalmente su atributo identificativo con la prisa fue un reloj, como puede verse en la preciosa imagen antigua que mostramos aquí.  

En definitiva, lo poco que sabemos de este santo basta para hacernos reflexionar. Era un Martir, es decir, un Testigo. No tuvo miedo o vergüenza de enfrentar los odios del mundo, las burlas y los castigos, y hasta la muerte misma por amor a Cristo. ¿Creemos también nosotros hasta dar la vida, enfrentando si es necesario, la incomprensión y el rechazo del mundo? 

La leyenda acerca de su conversión también debe ser motivo de meditación: Hoy es el día de la salvación. Hoy es el día en que debemos convertirnos. Mañana no sabemos si tendremos esa posibilidad. Como decía el santo cura de Ars: «El Dios que te prometió el perdón no te prometió el día de mañana». 

 



Menu Principal
Contenido Central
■ Ubicación
■ Capillas
■ Horarios de Misa
■ Celebración de Matrimonios
■ Celebración de Bautismos
■ Grupos y Movimientos
■ Horarios de Grupos y Movimientos
■ Difusión
■ Preguntas frecuentes