BASÍLICA de la NATIVIDAD de la SANTÍSIMA VIRGEN
Esperanza - Santa Fe
APOSTOLADO DE LA ORACION
Apostolado de la oración

Apostolado de la Oración
El Apostolado de la Oración es uno de los movimientos religiosos más difundidos en nuestros tiempos. Cuenta con millones de socios en el mundo. Surgió en Francia por una iniciativa del Padre Guatrelet s.j. en 1844, en la fiesta de San Francisco Javier, donde propuso a los jóvenes seminaristas de Vals, rogar por la Iglesia y por las Intenciones Papales.
Su Santidad, Pablo VI dijo: “Las numerosísimas familias de los orantes del Apostolado de la Oración, deben ser tenidas como una de las obras más provechosas, nacida de la Iglesia y en favor de la Iglesia”.
En nuestra Basílica de la Natividad de la Santísima Virgen de Esperanza, Santa Fe, existe desde el mes de junio de 1898, cuando un grupo de Celadores formaron la Cofradía del Sagrado Corazón de Jesús y el 23 del mismo mes en el año 1922, se constituyó la primer Comisión Directiva bajo el asesoramiento espiritual del Rvdo. Padre Gualterio Kraus S.V.D.
Todos los cristianos, por haber sido incorporados a Jesucristo en el bautismo, participamos de su misión salvadora y estamos obligados a ser apóstoles, cada uno en la situación en que la providencia de Dios los ha puesto.
Para pertenecer a esta Asociación solo hace falta ofrecer diariamente una oración, los trabajos y aún sufrimientos por las Intenciones concretas que el Papa señala para cada mes y ¿quién podrá valorar, sino el Señor, estas millones de oraciones qué, como gotas de agua, que juntas constituyen un inmenso manantial, se elevan todos los días hasta el Corazón de Jesús?. En la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, que se celebra en el mes de junio, el viernes siguiente a la fiesta de Corpus Christi, se imponen las medallas, que los acredita como socios, además les ofrece, para su salvación, la práctica de la comunión de los primeros viernes nueve meses consecutivos. Esta Asociación también asiste a personas e Instituciones de nuestra comunidad que necesitan ayuda.
Esta devoción se origina entre los años 1673 a 1675 en las revelaciones privadas hechas por Nuestro Señor, a una religiosa francesa, Santa Margarita María de Alacoque, a quien entregó “las 12 promesas del Sagrado Corazón de Jesús”, que son para todos los que aman y confían en Él.

Las 12 promesas del Sagrado Corazón de Jesús
1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado y profesión...
2. Estableceré LA PAZ en sus familias...
3. Los aliviaré en sus trabajos, y los consolaré en sus penas...
4. Seré su seguro ASILO durante su vida, y en especial en la hora de su muerte...
5. Derramaré abundante bendiciones sobre todas sus empresas...
6. Los pecadores encontrarán en Mí un océano sin límites de misericordia...
7. Las almas tibias se harán fervientes...
8. Las almas fervientes progresarán rápidamente en su perfección...
9. Bendeciré las casas donde la imagen de mi Corazón se exponga y venere...
10. Daré a los sacerdotes el poder de conmover a los corazones más endurecidos...
11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán sus nombres escritos en mi Corazón, y nadie los borrará de El...
12. Yo te prometo, en el exceso de la misericordia de mi Corazón, que mi AMOR todo poderoso concederá a TODOS los que comulgaren el primer viernes de cada mes, durante nueve meses consecutivos, la GRACIA de la penitencia final: no morirán privados de mi favor, ni sin recibir los Sacramentos, y mi corazón será su seguro refugio en esa última hora...
(Promesas tomadas de los escritos de Santa Margarita María de Alacoque)

Durante el correr del día es bueno recordar, para demostrar muestro Amor a Cristo, esta jaculatoria:

“Sagrado Corazón de Jesús en Vos confío”

Menu Principal
Contenido Central
■ Ubicación
■ Capillas
■ Horarios de Misa
■ Celebración de Matrimonios
■ Celebración de Bautismos
■ Grupos y Movimientos
■ Horarios de Grupos y Movimientos
■ Difusión
■ Preguntas frecuentes