BASÍLICA de la NATIVIDAD de la SANTÍSIMA VIRGEN
Esperanza - Santa Fe
Historia del Templo y Santa Teresa

 

Cronología de la Construcción del Templo:

Tras las iniciales celebraciones en una humilde casa de adobes, los colonos levantaron primero una capilla (1863) y luego una iglesia con tres naves (1872-1874) para celebrar dignamente la Eucaristía. La iglesia actual, emplazada en el mismo lugar que las anteriores, nace del sueño de la población, que animaba al padre Honorato Eichleitner S.V.D. (párroco de 1900 a 1921) a construir un templo más grande, amplio y digno. A principios de 1919 la idea ya estaba avanzada. Tras su muerte, el padre Pablo Stratman S.V.D. que por un breve tiempo toma a su cargo la parroquia, forma la Comisión, presidida por Carlos Grenon para realizar el proyecto del nuevo templo. Pero será el padre Gualterio Kraus S.V.D. (párroco de 1922 a 1932) quién lleve a cabo la gigantesca obra. Toda Esperanza y Las Colonias comprometieron sus esfuerzos y sus bienes. El padre provincial Lichius S.V.D. envió desde Buenos Aires al arquitecto E. Legger, alemán, para la confección de los planos y construcción, pero se le pidió adaptar los diseños que el padre Juan Beckert S.V.D. había realizado para la basílica del Espíritu Santo en Palermo (Buenos Aires). El 16 de octubre de 1921 se coloca la piedra fundamental. El 27 de febrero de 1922 comienzan las obras. Los muros de la nueva iglesia rodearon a la antigua, la cual no se demolió hasta que fue necesario comenzar las obras de techado. Inicialmente el constructor fue Julio Mazzaro, originario de Treviso (Italia), quien con su hijo Julio Adriano llevaría adelante varias obras en Las Colonias. Luego la obra seguiría bajo la supervisión directa de la Comisión y del capataz Simón Simonutti. La estructura de hierro que sirve de base a toda la iglesia fue importada de Alemania y armada por los obreros de la empresa "Nicolás Schneider" (dedicada a la fabricación de arados). Es notable la estructura de doble cubierta realizada, ya que las bóvedas están "colgadas" de la estructura de hierro y amparadas por el techo a dos aguas. Esta estructura es contemporánea a los primeros usos del hormigón armado en Argentina. Buenaventura Marcuzzi y sus hijos se encargaron de los demás trabajos de herrería (destacándose las cruces sobre las torres, de unos 5 metros de alto). Las dimensiones del templo son: unos 50 metros de largo por 20 de ancho; la altura de 18 metros; el crucero de 30 por 10 metros; las dos torres 57 metros (con las cruces: 62 metros). El mismo padre Kraus dará los toques finales modelando en estuco los capiteles, frisos y molduras. El 4 de septiembre de 1932 Mons. Natalio Bértolo, a cargo de la diócesis por el fallecimiento del obispo Juan Agustín Boneo, procedió a la bendición del nuevo templo. El padre Guillermo Sklorz S.V.D. continuó los trabajos, pero fue el padre Pedro Stéinki S.V.D. quien dotaría al presbiterio de toda su belleza artística: murales, vitrales, altares. Los murales fueron realizados por Augusto J. Fusilier quien se encargó además de la dirección artística del resto del presbiterio. Los vitrales fueron elaborados por la casa Estruch (Buenos Aires), y el altar mayor, el de la sagrada familia, comulgatorio, pila bautismal y bajorrelieves en bronce de la puerta, serán confeccionados por la firma Mahlknecht Hnos. (Buenos Aires). Llegado al fin el 7 de septiembre de 1944 el templo será consagrado con el rito propio, por el obispo Mons. Nicolás Fasolino. Para profundizar en todo el proceso de construcción, recomendamos consultar la obra del padre Edgar Stoffel: Historia de la Parroquia y del Templo de la Natividad de la Santísima Virgen, Esperanza, 1996.

 

En cuanto al título de Basílica los primeros trámites para este reconocimiento fueron realizados en 1975 por el arzobispo Mons. Vicente F. Zazpe (a instancias del párroco Pedro Rothar S.V.D.) En aquel momento la respuesta de la Sagrada Congregación para el Culto Divino fue negativa, pues el templo no había reformado el presbiterio como lo exigían las nuevas disposiciones post-conciliares (especialmente el altar y el ambón fijos y una sede adecuada para el celebrante). Finalmente, una vez terminadas las reformas y tras una nueva solicitud del arzobispo Mons. José María Arancedo (a instancias del párroco Omar Rohrmann), la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos accedió y concedió en nombre del Sumo Pontífice Benedicto XVI el título y dignidad de "Basílica Menor" el 6 de julio de 2005. El decreto (protocolo 18/05/L), firmado por el cardenal Francisco Arinze, Prefecto de la Congregación, fue leído el 8 de septiembre de 2005 por Mons. Arancedo.

  

Santa Teresa y Esperanza:

 La tradición esperancina afirma que la primera misa en este lugar fue celebrada en honor de Santa Teresa de Jesús. Esto es lo que se lee en el manuscrito de las Crónicas parroquiales: «La primera vez fue celebrado el venerable sacrificio de la s. Misa en Esperanza el 15 de Octubre 1857 [esta fecha está retocada: en el borrador del manuscrito, originalmente decía: 1858]. Pasaron dos padres Franciscanos de Sauce y se congregaron los católicos para asistir a la s. Misa; un padre predicó y enseñó a los fieles que hicieran solemnes rogativas a s. Teresa, para que esta Santa les libre de la plaga de la langosta que de nuevo habían  arrasado sus campos. Prometieron los colonos de hacer cada año fiesta y procesión el mismo día, 15 de Octubre y he aquí: al entrar la gente a la Misa la tierra estaba cubierta de langostas y al salir de la Misa las langostas habían desaparecido tan completamente que, como me dijo un viejo colono, si hubiera precisado una por un remedio, ni la hubieran encontrado. Varios años los colonos celebraron como era prometido esta fiesta y durante 4 años la langosta no volvió. Se consideró Santa Teresa patrona de la localidad, pero más tarde se eligió por fiesta patronal de la Iglesia la Natividad de la Virgen.» Del manuscrito: "Crónica de la Parroquia de Esperanza desde 1856" pág. 11 (conservado en los archivos de la Basílica). Esta crónica data aproximadamente de la última década del siglo XIX (por lo que sus fuentes son testimonios orales). Sin embargo, parece probable que se hayan celebrado otras misas antes, como aparece patente en la carta de la señora María Magdalena Mayoraz de Dayer (fechada el 19 de agosto de 1857): «Estamos construyendo una iglesia provisoria que nos servirá (cuando la hayamos construido) de escuela; tenemos un cura francés en Santa Fe donde vamos cada tanto a cumplir con nuestros deberes de cristianos. Él no tiene autorización para venir a quedarse en la colonia. Nosotros tuvimos la felicidad de tener por primera vez la Santa Misa en la colonia el día de Pentecostés y los 2 días siguientes.» Extraída de "Cartas de colonos fundadores de Esperanza (sección francesa)", edición preparada por José Luis Iñiguez (2000). En aquel año Pentecostés se celebró el domingo 31 de mayo.

 

En todo caso, desde sus inicios Esperanza la considera su vice-patrona (la piedra fundamental de la basílica se colocó precisamente un 17 de octubre, día al que se había trasladado su fiesta). El cuadro de Santa Teresa, conservado en la basílica, fue un regalo de Rosalie Grenon (como religiosa: hermana Candelaria) quien lo hizo pintar y lo envió como prenda de la bendición del Papa Pio IX para la colonia Esperanza y sus habitantes (era el 12 de abril de 1877). Luis Grenon, sobrino de Rosalie, hizo retratar el momento de la bendición en las paredes de la capilla del Colegio del Huerto de esta ciudad. Allí podemos ver a las hermanas, entre las que se destaca Candelaria, sosteniendo el cuadro ante el gran pontífice del siglo XIX. «El 12 de abril tuve la indecible alegría de ver una vez más el Augusto Prisionero del Vaticano... he recibido también la Bendición... en particular por el aprovechamiento espiritual y temporal de los habitantes de la Colonia Esperanza, por cuyo bien ruego continuamente». Carta de Rosalie Grenon (Roma, 21 de junio de 1877); citada en: P. Grenon S.J.: Historia de Esperanza, Tomo V (Fundadoras: Rosalía), Córdoba, 1959; pg. 101.

 

Rosalie Grenon:

Rosalie Grenon nació en 1840, en Champéry (cantón de Valais) Suiza. Era hija de Jean Grenon y María Paciencia Marietan. Tenía quince años cuando llegó con sus padres a Esperanza. En 1863 tomó el hábito de las Hijas de María Santísima del Huerto y desde 1867 hasta su muerte en 1879 permaneció en Roma, en la Casa General, como Vice-maestra de novicias y Consejera de la Congregación. Tenían un trato muy frecuente con el Santo Padre, viviendo con especial intensidad los "tristes y gloriosos tiempos" (expresión suya) de los inicios del Concilio Vaticano I y el eclipse del poder temporal del Papa, cuando fue declarado "prisionero del Vaticano", tal como se lee en las cartas que enviaba periódicamente a su familia. Falleció en la Ciudad eterna, en olor de santidad, en 1879.

 

Menu Principal
Contenido Central
■ Ubicación
■ Capillas
■ Horarios de Misa
■ Celebración de Matrimonios
■ Celebración de Bautismos
■ Grupos y Movimientos
■ Horarios de Grupos y Movimientos
■ Difusión
■ Preguntas frecuentes